BOLETÍN INTERNACIONAL DE OSC. DICIEMBRE 2014. RECURSOS NACIONALES E INTERNACIONALES PARA INSTITUCIONES NO LUCRATIVAS EN MÉXICO

December 7, 2014

Descargar documento en PDF

 

RECURSOS NACIONALES E INTERNACIONALES PARA INSTITUCIONES NO LUCRATIVAS  EN MÉXICO

Por Patricia López Guerra*

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Los recursos nacionales e internacionales disponibles para Instituciones No Lucrativas son múltiples pero desconocidos por la mayoría de quienes aspiran a obtenerlos.

 

Si bien la especialidad y misión del CERI en México es acercar fuentes de financiamiento internacional (donativos, becas, subsidios) a instituciones no lucrativas, el presente documento explica en detalle cuáles son los tipos de recursos nacionales e internacionales que están a su alcance.

 

Esperamos que al conocer todas estas alternativas, las Instituciones No Lucrativas lleguen a la conclusión de que hay muchos recursos para causas sociales. Solo basta desarrollar estrategias para atraerlos de la forma correcta. 

 

RECURSOS NACIONALES

 

La legislación mexicana contempla tres grandes fuentes de recursos nacionales para OSC formalmente registradas:

 

  1. Estímulos púbicos de la Federación, Estados y/o Municipios

  2. Donativos

  3. Ingresos generados por la realización del objeto social

 

 

1. Recursos nacionales - Estímulos públicos de la Federación, Estados y/o Municipios

 

Se refiere a los subsidios directos –no donativos- que otorgan instituciones públicas de los tres niveles de gobierno (federal, estatal y municipal) a las OSC para la ejecución de proyectos de carácter social. El acceso a esta fuente de recursos exige contar con registro legal actualizado, un objeto social específico y órganos de gobierno internos siguiendo los estándares que marca la Ley Federal de Fomento a las Actividades que Realizan las OSC, además de los requisitos particulares solicitados en las Reglas de Operación correspondientes de cada una de las instituciones públicas que ofrecen estos estímulos. Comparten requisitos comunes:

 

  • Provienen del presupuesto público (Federal, Estatal o Municipal)

  • Exigen el reconocimiento previo de las actividades de la OSC por parte de un ente público del ramo

  • Prohíben las actividades de proselitismo político

  • Favorecen la atención de grupos humanos en condiciones de vulnerabilidad o marginación

  • Prohíben actividades de autobeneficio[1] o de beneficio mutuo[2], tanto para los integrantes de la OSC como para sus familiares hasta el cuarto grado

  • Exigen la gratuidad de los bienes o servicios producidos a favor de los beneficiarios designados por la OSC, considerando que el Estado ya “pagó” por ellos al otorgar los fondos a la organización, etc.

 

 

2. Recursos nacionales - Donativos

 

La segunda fuente de recursos que pueden recibir las OSC en México hace referencia a una figura legal más compleja: los donativos. Un donativo es una transferencia de bienes, parcial o total, que realiza una persona física o moral a favor de un tercero.

 

Dicha transferencia de bienes puede estar sujeta al pago de ciertos impuestos (gravámenes) fiscales, dependiendo de su monto, origen y destino. Para efectos prácticos dividiremos a los donativos en dos tipos: (a) Donativos libres de gravámenes fiscales; y. (b) Donativos sujetos a gravámenes fiscales (que pueden ser deducibles de impuestos).

 

  • Donativos libres de gravámenes fiscales

 

Los primeros se refieren a transferencias de bienes de carácter civil que realiza un particular (donante) a favor de un tercero (donatario), sufriendo una merma en su patrimonio personal y provocando un incremento en el patrimonio del receptor. En este caso no es aplicable ninguna exención fiscal a favor del donante por el acto generoso que le ocasionó la disminución de su patrimonio. El receptor o donatario también quedará exento de gravámenes fiscales o impuestos por el ingreso del donativo en su patrimonio, siempre y cuando su monto no exceda el equivalente a tres veces el salario mínimo general del área geográfica, en el año calendario de que se trate (lo cual en ningún caso rebasaría los $73,682.55 pesos en el presente año).[3] Por el excedente el receptor o donatario deberá cubrir un impuesto anual equivalente al 20% del ingreso recibido. En este caso, el monto, el origen y el destino del donativo determinaron la inexistencia de gravámenes fiscales.

 

 

  • Donativos sujetos a gravámenes fiscales (que pueden ser deducibles de impuestos).

 

Analicemos ahora el segundo tipo de donativos, los que están sujetos a gravámenes fiscales pero pueden ser deducibles de impuestos. También consisten en transferencias de bienes que realiza un donante (un individuo o una organización privada -lucrativa o no lucrativa) a un tercero receptor o donatario (una persona moral u organización no lucrativa). Esta vez al monto, origen y destino del donativo se suman dos elementos: el deseo del donante de recibir algo a cambio por su donativo (un incentivo fiscal) y la capacidad del receptor o donatario de poder ofrecer al donante esa posibilidad.

 

En el ejemplo mencionado líneas arriba, el donante está dispuesto a donar la misma cantidad a un tercero pero desea un incentivo fiscal por su generosidad, a manera de resarcimiento por la merma en su patrimonio. La Ley del Impuesto sobre la Renta prevé dicho incentivo: permitirá al donante deducir al 100% sus donativos siempre que la suma de éstos no rebase el equivalente al 7% de sus utilidades (respecto del ejercicio fiscal anterior) en el ejercicio fiscal de que se trate.

 

Pero para que el donante del ejemplo citado pueda efectivamente deducir de impuestos dicho donativo, debe hacerlo necesariamente a una persona moral u organización no lucrativa que cuente con autorización para recibirlos y para otorgar un recibo deducible de impuestos. A estas instituciones se les conoce como Donatarias Autorizadas y son aprobadas previamente por el Sistema de Administración Tributaria (SAT) luego de cumplir una serie de requisitos que se mencionan detalladamente en su sitio web.[4]

 

Las transferencias de bienes por concepto de donativos que realiza un individuo o una organización privada –lucrativa o no lucrativa- en las condiciones descritas son deducibles de impuestos. Y la persona moral no lucrativa que las recibe no queda obligada al pago de ningún gravamen fiscal por el enriquecimiento patrimonial producto de la transferencia, siempre que cumpla los requisitos establecidos por el SAT.

 

Como cualquier otro tipo de ingreso para las OSC, los donativos tienen sus propias reglas. En forma muy general:

 

  • Solo disponibles para las OSC que ya son Donatarias Autorizadas de México (si la OSC desea donativos de contribuyentes mexicanos)

  • Solo disponibles para las OSC que ya son Donatarias de Estados Unidos de Améria (si la OSC desea ampliar su espectro de donantes)

  • El abanico de actividades financiables se amplía, ya que cada donante financiará rubros distintos que no exigen la atención exclusiva a grupos humanos en condiciones de vulnerabilidad o marginación

  • Los requisitos varían por país y tipo de donante

  • No se mencionan prohibiciones sobre autobeneficio o beneficio mutuo de los miembros de la OSC, ya que se presume la buena fe entre las partes

  • Generalmente, no existen limitaciones sobre la forma en que serán colocados los bienes o servicios producidos con el donativo entre los beneficiarios. Incluso, hay instituciones donantes internacionales que exigen que se cobre una cuota a los beneficiarios como condición para recibir el bien o servicio, para evitar relaciones de dependencia o clientelismo, etc.

  •  

 

3. Recursos nacionales - Ingresos derivados del objeto social, inversiones y cuotas

 

Esta tercera fuente de ingresos nacional que prevé la legislación permite a las OSC incorporarse a la tendencia de países desarrollados, donde las OSC son auténticas proveedoras de productos y/o servicios que contribuyen a incrementar no sólo el capital social sino también el Producto Interno Bruto (PIB), al generar bienes y/o servicios que tienen un valor en la economía.

 

El tránsito de una OSC dependiente de estímulos gubernamentales y/o de donativos hacia una OSC autosuficiente que es capaz de generar los ingresos necesarios para el desar